Archivo de la etiqueta: cine mexicano

Amarte Duele

Dir. Fernando Sariñanaamarte-duele

Luis Fernando Peña, Martha Higareda, Ximena Sariñana

2002

Amarte Duele es nuestro Romeo y Julieta mexicano de principios de siglo. Esta película, pese a ser un chick flick “made in mexico”, y aunque a muchos puede parecerles corrosiva, abusiva, simple, banal, estereotípica y común, a mi me encanta!.

Me gustaría explicar por qué me gusta, pero a ciencia cierta no lo tengo claro… creo que la vi como dos veces en el cine, y siempre quise adquirirla, pero siempre me daba ataque de economía cuando la tenía en las manos, hasta que Mary tuvo el hermoso detalle de regalármela hace una semana. Obviamente, no pude resistirme y este fin de semana la vi. Sinceramente me sorprendí porque sigue causando el mismo efecto en mi: me dan ganas de llorar en algún momento.

La historia es muy simple: Ulises es un chico de clase media baja (porque así súper pobre no es, pero  digamos que en palabras de los mismos personajes es un “NACO”), y un día -paseando por un centro comercial “NICE” de la ciudad de méxico, ve en un aparador a Renata, y se enamora automáticamente de ella. El flechazo resulta ser -como la mayoría de ellos- recíproco, y a partir de ahí sus vidas cambian, por sentir un amor “prohibido” por la sociedad.

Si bien, es una historia muy conocida, el tratamiento que se vincula a la realidad mexicana de principios de siglo le da un “toque” especial. Está ambientada en la Ciudad de México, y retrata dos vidas con circunstancias prácticamente opuestas. 

Aunado a esto, me gustaría comentar que la utilización de recursos como el cómic, el graffitti y muchos manejos del color, la iluminación y otros aspectos de la fotografía, llenan de magia y estética la película.

Yo le doy 4 butaquitas de oro y 4 palomitas de maíz:

1. Por la canción de Natalia Lafourcade

2. Por la fotografía

3. Por la frase “si te gusta el frijol…”

4. Por el final!

Arráncame la Vida

por: Tsayo

Dir. Roberto Sneider

Ana Claudia Talancón, Daniel Giménez Cacho, José María de Tavira.

México, 2008

 

 

Sin duda alguna podemos ver en pantalla los 65 millones de pesos que se gastaron para la adaptación de la novela de Ángeles Mastretta.

 

Fuentes muy cercanas afirman que la adaptación es buena; como siempre obviaron muchas cosas y le dieron más importancia a otras, como a los múltiples encuentros sentimentales (y sexuales) de Catalina Guzmán, cosa que le agradezco al director.

 Arráncame la vida trata de una compleja red de juegos de poder, que van desde las negociaciones familiares hasta las grandes ligas de la política nacional de la década de los treinta. Y es así como conocemos las estrategias de Andrés Ascencio (militar-político) que aprovecha su liderazgo, su labia y su dinero para obtener lo que quiere; como casarse con una  adolescente, quien también sabe usar sus encantos para complacer sus deseos y objetivos.

 Como película no es excelente, pero es una buena opción para ver en cartelera. Son casi dos horas en las que podemos disfrutar de un nostálgico México, de vestuarios  y escenarios mágicos. A parte de que podemos deleitarnos la pupila con José María de Tavira o con Ana Claudia Talancón.

 Por esa razón yo le doy tres butaquitas de oro y 4 palomitas de maíz

1.- por la actuación de Daniel Gimenez Cacho.

2.- por mostrarnos bonito el zócalo de la capital.

3.- por los vestuarios, peinados y escenografías.

4.- por los constantes desnudos de la señorita Talancón.