Archivo de la etiqueta: kusturica

El musical en corto

Llevo mucho tiempo queriendo compartir un poco de mi otra pasión: LOS MUSICALES.

Es bien sabido que últimamente ha comenzado un nuevo derroche de alegría por producir películas musicales, lo cual -para mi felicidad- es un gran regalo. Cierto es que la cantidad de musicales producidos se ha incrementado, pero no ha alcanzado su tope máximo, como lo fue en los años 50s, cuando la gente necesitaba ver alegría hiperbolizada en el cine.

Pero no me desviaré del tema, porque hoy no quiero hablar sobre el género en sí, sino de una de sus vertientes: el cortometraje musical. 

Siempre me ha parecido un gran logro contar una historia en poco tiempo… ahora, es aún más sorprendente contar la misma historia, pero cantando y bailando. El género musical debe contener -recuérdenlo-: música (saliendo generalmente de algún lugar desconocido), gente cantando de la nada (sí, en lugar de hablar, cantan), baile (casi siempre… puede ser una hermosa coreografía, o algún pasito simple… y puede suceder en la realidad de la película, o en algún escenario más honírico). Por otro lado, los musicales casi siempre tienen temas (musicalmente hablando) reiterativos, que se van complementando a lo largo de su desarrollo. Por tal motivo, es que es todo un reto plasmar un musical en tan poco tiempo. 

Creo que uno de los peligros es que la historia ceda ante el impacto de la música. Esto generaría que de cortometraje musical, se convirtiera en un videoclip, y no son -definitivamente- lo mismo. Pese a que el videoclip también cuenta una historia -la mayoría de las veces-. 

El elemento diferenciador, es que la música no es el motivo de la existencia de la historia, sino que es un complemento para que ésta se cuente correctamente. Por otro lado, los personajes de la historia conviven con la música de forma natural (la mayoría de las veces). Por último, no debemos olvidar los elementos que mencioné arriba, que también son características esenciales de todo buen musical.

Para poder complementar un poco este post, que de verdad deseaba escribir -aunque creo que no he dicho mucho- dejo a continuación tres cortometrajes que retratan diferentes tipos de musicales. Todos y cada uno de ellos valen la pena, por su construcción, su logro, su propuesta, y porque definitivamente cumplen con todos los parámetros.

el primero es de Nacho Vigalondo, y se llama 7:35 de la mañana… éste es lo que yo clasifico como un “musical contemporáneo alternativo”, ya que aunque sigue siendo un musical, rompe con algunos esquemas, como el hecho de que la música sí proviene de un lugar específico, o  que la realidad de los personajes sí se ve alterada al momento de cantar -cosa que en los musicales tradicionales no sucede-.

El siguiente es una pieza estupenda de Emir Kusturica -que además es un gran músico y compositor-. Este cortometraje fue realizado para una película llamada “All the invisible children” (patrocinado por la UNICEF), en el que se busca reflejar la realidad de los niños en diferentes partes del mundo. Éste es considerado musical, porque la canción es un elemento de la historia, que la va llevando consigo . La gente interactúa con la música, y la escena tiene sentido porque existe la canción interpretada por los niños. (Adoro la canción).

Por último, un cortometraje realizado por Adam Stein (participante del reality show ON THE LOT), que toma los elementos del musical tradicional (cantar en vez de hablar, la música como parte de la realidad común de los personajes, la música proveniente de NOWHERE) para construir una pequeña historia de amor (otro factor común en los musicales, que casi siempre resultan ser comedias -en el sentido estricto de la palabra).

Así, les dejo los tres musicales y mis deseos inefables de algún día hacer algo así.

 

 

Anuncios